junio 20, 2017

Slim y Arch: un baño para la calma con las nuevas bañeras freestanding de KRION®

Con la firme premisa de mejorar la calidad de vida de las personas a través de los espacios en los que se habita, PORCELANOSA Grupo sigue una apuesta constante por la investigación en diseños y materiales que garanticen el máximo bienestar.

Slim y Arch, las nuevas bañeras freestanding Solid Surface desarrolladas por KRION® BATH, nacen con un objetivo claro: dotar de calma al espacio del baño a través de un diseño basado en la pureza material y la armonía en las formas.

Armonía estética gracias a la pureza de un material

Únicamente un material como KRION® Solid Surface podía ser capaz de evocar tranquilidad y paz sin renunciar a la exclusividad en el diseño. La piedra acrílica desarrollada por Systempool se caracteriza por ser cálida al tacto y con una belleza similar a la piedra natural. Además, cuenta con unas propiedades técnicas diferentes al estar realizada con materiales minerales.

La carencia de poros de la superficie sólida KRION® potencia aún más su agradable tacto. Sus propiedades antibacterianas lo convierten en la opción idónea para zonas húmedas como el baño. Su dureza, resistencia y facilidad para la limpieza, junto con sus posibilidades para crear diseños imposibles, refuerzan todavía más su singularidad.

Así pues, la fusión de un material diferente y un diseño en el que destaca la sencillez y el equilibrio, han dado lugar a estos dos nuevos modelos de bañera de inspiración minimalista y formas depuradas.

Arch: el poder de la simplicidad

La bañera Arch nace del poder de la simplicidad. De forma ovalada y con unas dimensiones 160×75 cm y 170×75 cm, tiene un cuidado toque primitivo inspirado en la piedra natural, tanto en su diseño como en el tacto, ya que el Solid Surface de KRION simula la percepción de la piedra natural al estar compuesto de dos terceras partes de minerales naturales (ATH: Trihidrato de Alúmina). De este modo se consigue un material no poroso, que apenas necesita mantenimiento, de fácil limpieza y con una durabilidad y resistencia sin precedentes.

Slim: el diseño reducido a la mínima expresión

Por su parte, la bañera Slim es perfecta para conseguir un refugio de desconexión único. Con unas dimensiones de 170 x 80 cm y el compacto mineral KRION® Solid Surface como única materia prima, transmite de forma orgánica pureza, elegancia y frescura. Además, su impoluto y mate color blanco aporta orden, limpieza y luminosidad al baño.

Tecnológicamente superiores, ambas con rebosadero integrado y embellecedor para el desagüe click-clack, en su diseño se han obviado ostentaciones y añadidos estéticos. Estas dos bañeras freestanding proyectan exclusividad y belleza, respondiendo a un diseño minimalista y a la sencillez más pura.


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, seleccione su idioma/país.