octubre 29, 2014

Seattle de Venis, cerámica de acero

La dureza y resistencia del acero, además de su característico aspecto metalizado, son algunas claves del atractivo de este metal para lograr efectos sofisticados e interesantes en numerosos proyectos arquitectónicos o de interiorismo. Sin embargo, su difícil reparación en caso de golpes o abolladuras, o su gran capacidad de transmisión del calor por su condición de metal conductor, son algunas de las características que llevan a arquitectos e interioristas a evitar el uso de este material por no adecuarse a las exigencias de sus proyectos.

Venis ha convertido esta necesidad del sector profesional en una oportunidad para ofrecer una solución que mantiene las cualidades estéticas del acero en las inmejorables prestaciones técnicas del material cerámico: la colección Seattle.

Esta nueva serie de pavimentos y revestimientos cerámicos de acabado mate con corte rectificado imprime un carácter rotundo y con personalidad a todo tipo de ambientes, permitiendo crear espacios uniformes revestidos en su totalidad con las piezas de la colección Seattle. Sin embargo, para resultados más atrevidos, también se puede optar por utilizar las piezas de esta nueva serie cerámica de Venis para delimitar zonas, o en combinación con otro tipo de materiales como la madera, el cemento o la piedra natural.

La serie Seattle de Venis se presenta con dos colores básicos, Brown –con degradados ocres y rojizos que recuerdan a la oxidación del acero corten- y Dark –que fusiona diferentes tonos grisáceos, consiguiendo un efecto más semejante al acero visto-. Además, la colección está disponible en dos formatos distintos: piezas de 33,3×100 cm para el revestimiento de paredes; y dimensiones de 59,6×59,6 cm para el pavimento de gres porcelánico.


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, seleccione su idioma/país.