mayo 24, 2022

Proyectos

Bienestar y sostenibilidad definen la arquitectura del Colegio Mayor Saomar de Valencia

Esta residencia universitaria ha incorporado las colecciones de PORCELANOSA para mejorar su eficiencia energética y fomentar un entorno académico más saludable.

Las residencias universitarias han cambiado por completo a lo largo de los últimos años y ahora se entienden como espacios de vida y convivencia frente a los tradicionales espacios de estudio que predominaron en la pasada década.

Para materializar esa transformación arquitectónica, en las nuevas obras es cada vez más frecuente incluir zonas compartidas, así como estancias luminosas abiertas al exterior, sistemas de ventilación cruzada y materiales naturales que mejoran la concentración y el bienestar de los estudiantes. Esa es la idea principal que Mas Millet Arquitectos ha defendido durante la rehabilitación del Colegio Mayor Saomar de Valencia.

Situada en pleno centro de la ciudad (Calle de Pizarro, 7) y con múltiples accesos y conexiones directas a los campus universitarios, esta residencia presenta un diseño dinámico e inclusivo orientado a la convivencia común y el bienestar con las colecciones de PORCELANOSA Grupo.

Una residencia moderna, luminosa y funcional

Con una estructura envolvente que gira en torno al patio central inferior y sobre el que se ordenan todas las estancias (despachos, salas de estudio, salas de estar, cocina, lavandería y comedor), en su interior se ha optado por una decoración vitalista en la que predominan los tonos verdes, amarillos, azules y marrones. Una paleta cromática que da forma al hall y a las áreas sociales e invita al estudio activo, pero también a relajarse y a disfrutar de la vida universitaria.

En este interiorismo nórdico con toques mediterráneos ha jugado un importante papel la madera cerámica Manhattan (PAR-KER®), suelo general del colegio en cuya colocación se utilizaron los adhesivos, juntas y crucetas autonivelantes de Butech. Dicho pavimento otorga mayor calidez a las salas comunes, las habitaciones y los baños principales, incrementando la seguridad del alumnado debido a su resistencia y a su composición antihumedad (baja porosidad y carácter antideslizante). En estas últimas zonas también se han incorporado los muebles suspendidos de Noken (colección Marne), así como los lavabos de la misma colección. “Las habitaciones se han pensado para el estudio, el descanso y el aseo personal. En su diseño todo se aprovecha, pero gracias a la calidez de los materiales y a la disposición de la luz, uno siente que está en la habitación de un buen hotel”, explican desde Mas Millet Arquitectos

Mejorar la eficiencia energética desde el diseño

La selección del parquet cerámico Manhattan ha permitido aumentar la eficiencia energética del edificio, objetivo principal que fijaron en Mas Millet Arquitectos cuando quisieron reorientar el edificio hacia una arquitectura más sostenible. “La sostenibilidad es uno de los puntos centrales del proyecto. Queríamos actualizar la residencia en su totalidad y convertirla en una de las mejores de Valencia. Por esta razón, se decidió transformar interior y exterior, incorporar sistemas inteligentes de iluminación o sistemas de acceso por tarjetas para las habitaciones”, explican los arquitectos.

Además, su fachada también se ha adaptado a los nuevos tiempos con partes acristaladas que se integran en el diseño original. “Tanto la planta baja como la primera planta se han abierto por completo al exterior, invitando a todo el que pasa a mirar la vida mostrando las actividades más públicas de la residencia”, matizan en Mas Millet.

Ver en Projects Porcelanosa.

Arquitectura: Mas Millet Arquitectos

Fotografía: Silvia García Alonso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *