septiembre 16, 2021

Productos

Platos de ducha sostenibles para viviendas eficientes

Las firmas Krion y Noken de PORCELANOSA Grupo promueven un uso responsable del agua con productos que protegen el medio ambiente.

Las olas de calor, las lluvias torrenciales, las inundaciones y sequías son algunas de las consecuencias inmediatas derivadas del cambio climático y revertirlo se ha convertido en una de las principales prioridades de organismos y empresas.

En este desajuste meteorológico, el agua es uno de los bienes públicos más afectados y su distribución empieza a ser desigual entre países. Según el Informe Mundial de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos 2021, el uso de agua dulce se ha multiplicado por seis en los últimos 100 años y sigue creciendo a un ritmo anual de casi un 1% desde los años 80.

Esta situación podría agravarse en 2030, dado que, si no se cambian estos hábitos, el mundo registraría un 40% de déficit hídrico. Además, el 30% de los sistemas de aguas subterráneas se están agotando por la sedimentación y el crecimiento demográfico se acelera.

Baños con conciencia ecológica

Para reconducir esta situación y promover un reparto equitativo de recursos naturales, firmas como Krion y Noken de PORCELANOSA Grupo han diseñado productos sostenibles que reutilizan componentes minerales y plásticos para reducir el consumo de agua y las emisiones de CO2. Ese es el objetivo de los platos de ducha Krion Shell®, una colección certificada por SCS que se compone de mineral y aglutina una eco-resina de alta resistencia que proviene de PET reciclado (un 5% del total) y le proporcionan una casi nula porosidad.

Sólido, duradero y resistente, este material presenta una alta carga mineral en su interior y simplifica la limpieza diaria gracias a su recubrimiento exterior, lo que a su vez evita la proliferación de microorganismos patógenos en su superficie y mejora la higiene del baño.

Al no producir sustancias químicas peligrosas para la salud del usuario ni desprender compuestos orgánicos volátiles (COVs), este material refuerza la seguridad del baño en los tres modelos: Flow, Slope y Line.

Extraplanos y funcionales, los platos Flow se adaptan a cualquier espacio gracias a sus múltiples dimensiones y sus texturas naturales Silk y Rock (esta última enmarcada en la Clase III de antideslizamiento).

Una línea similar a la de Slope, cuyo diseño extrafino está pensado para que fluya el agua en sus dos acabados (Silk y Concret) y en las tonalidades Blanco, Beige, Taupé, Grafito y Gris. Además, su amplio desagüe está oculto por un elegante embellecedor de acero inoxidable o negro.

En formato cuadrado, rectangular o con esquina, los platos de ducha Line se pueden personalizar en blanco, gris, grafito, beige y taupé. Su longitud y anchura permiten una continuidad visual y cuentan con paneles decorativos para alicatar las paredes.

Menos madera y más fibra de lino

La marca de baños Noken (PORCELANOSA Grupo) también ha reorientado su estrategia comercial hacia una gestión ecoeficiente que mejora la vida útil de los productos con materiales menos contaminantes. De ahí que haya sustituido la madera convencional por fibra de lino en los platos de ducha Zen o por el reciclaje de carbonato cálcico (Noken Eco-Stone). En este último grupo se encuentran los platos de ducha Slate, que reducen el impacto marino con elementos bioderivados renovables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *