mayo 3, 2024

Productos

El plato de ducha: un ‘must’ del baño actual

El plato de ducha es un elemento imprescindible que aporta amplitud, luminosidad y funcionalidad al cuarto de baño

El plato de ducha transforma la experiencia y la percepción del baño. Y utilizando menos espacio que la bañera. Con las diferentes ventajas que presenta el plato de ducha, conseguirás una estancia amplia e higiénica. En este post exploramos los distintos tipos de platos de ducha y sus posibilidades en el interiorismo.

Ambiente de baño con plato de ducha Slate, de Noken.

Algunas ideas para elegir el plato de ducha

En primer lugar, al elegir un plato de ducha, considera el espacio disponible en tu cuarto de baño. Dependiendo de su composición, cada plato de ducha ofrece distintas características en términos de durabilidad, resistencia al deslizamiento y estética. Antes de enumerarte los tipos de platos de ducha, te damos algunos tips que pueden ayudarte en la elección.

  • El espesor es fundamental en la percepción del espacio. Mientras que los platos de ducha extraplanos son ideales para espacios pequeños, los profundos brindan exclusividad y comodidad. Más adelante te contamos sobre el plato de ducha de obra, integrado en el pavimento y con el desagüe oculto.
  • El material es determinante. La cerámica es duradera y fácil de limpiar, y la superficie sólida es ligera y resistente. Por otro lado, los platos de ducha de piedra aportan elegancia.
  • La textura también es un aspecto relevante. Los platos antideslizantes ofrecen seguridad, especialmente para niños y personas mayores o con movilidad reducida. Si quieres un plato de ducha con más protagonismo, opta por los diseños con efecto madera o pizarra (Par-ker® Bruselas Fresno o Image Cream, de Porcelanosa). De esta forma añadirás un toque estético único a tu baño.
  • No te olvides de la accesibilidad. Los platos de ducha a ras de suelo son ideales para personas con movilidad reducida, facilitando su entrada y salida. Por último, elige un diseño adaptado al estilo general de tu baño, asegurándote de crear un espacio armonioso y funcional.

Plato Krion Shell® Atrium y mampara Attica, de Krion.

Tipos de platos de ducha

Según su material y diseño, los platos de ducha se dividen en varios tipos. Los más comunes son de superficie sólida, cerámica, acrílico y piedra natural. La elección depende del estilo y de las necesidades específicas de cada baño. A continuación, te presentamos los más destacados.

Plato de ducha Krion Shell® Line y mampara Yove Especial, de Krion.
Plato de ducha Krion Shell® Line y mampara Yove Especial, de Krion.

Platos de ducha de superficie sólida. El plato de ducha de superficie sólida conserva ligereza, flexibilidad, estabilidad y tolerancia. Los platos de ducha de Krion Shell® contienen, además de gran carga mineral, un 5% de PET reciclado, ofrecen posibilidad de corte para adaptarse a las necesidades del cliente y texturas de alta definición a aportan mayor seguridad.


Plato de ducha cerámico/porcelánico. Son una opción elegante y funcional para baños modernos. Su diseño versátil se adapta a cualquier estilo decorativo, mientras que su superficie lisa y duradera facilita la limpieza y el mantenimiento. Su resistencia al agua y al desgaste los convierte en una elección popular y duradera. Con las diferentes colecciones de XTONE podrás conseguir el efecto madera, piedra o pizarra para tu plato de ducha.

Plato de ducha con XTONE.
Plato de ducha con XTONE.


Plato de ducha con acabado especial Finish Studio, de Noken.
Plato de ducha con acabado especial Finish Studio, de Noken.

Platos de ducha de resina. Son una opción popular gracias a su durabilidad y versatilidad. Fabricados con una mezcla de resina y cargas minerales, ofrecen una superficie uniforme y resistente al deslizamiento. Disponibles en una variedad de colores y acabados, complementan cualquier estilo de baño con elegancia y funcionalidad, como los platos de ducha de resina Slate con los acabados Finish Studio, de Noken.
Los platos de ducha de la firma incorporan la tecnología Noken Eco-Stone con materiales reciclados. En concreto, están fabricados con un 60% de carbonato cálcico natural, reciclado de las canteras de mármol blanco.


Plato de ducha con mampara. Este tipo de elemento multiplica el espacio, aporta luminosidad y genera una mayor amplitud visual del espacio. Es una elección higiénica y segura. Se puede encontrar una amplia variedad: sin herrajes alrededor del cristal, con apliques discretos o enmarcados. Recientemente, Krion ha lanzado nuevos acabados para las mamparas Yove, Java y S+Line: cobre, dorado, blanco y titanio.

Plato de ducha Krion Shell® Slope y mampara Yove 9 Black, de Krion.
Plato de ducha Krion Shell® Slope y mampara Yove 9 Black, de Krion.


Plato de ducha Essence Habana Dark, de L’ Antic Colonial.
Plato de ducha Essence Habana Dark, de L’ Antic Colonial.

Platos de ducha de piedra. Los platos de ducha de piedra son una de las opciones más acertadas para conseguir una ducha de diseño. Gracias a su resistencia a los impactos y al paso del tiempo, este material garantiza la máxima estabilidad y rigidez. De hecho, el mármol de Carrara es ideal para dar un toque clásico y atemporal al cuarto de baño.

Plato de ducha de obra: una opción estética y funcional

Las tendencias evolucionan. Actualmente, buscamos viviendas amplias, con espacios interconectados y con una continuidad visual en el suelo. Este último punto es clave. Con el suelo del plato de ducha de obra puedes alicatar toda la casa, cualquier estancia. De esta manera consigues una estética uniforme en la vivienda.

El sistema de plato de ducha de obra, de Butech, es una opción versátil y personalizable para tu baño. Se adapta a cualquier espacio y diseño, gracias a su fabricación in situ con cemento o mortero. Su integración en el suelo elimina barreras físicas, convirtiéndose en una opción idónea para personas mayores o con movilidad reducida. Por otro lado, las rejillas o platos de ducha de color y aspecto diferente al resto del suelo desparecen.

Para este tipo de plato de ducha resulta imprescindible utilizar impermeabilización debajo de la cerámica. También un buen sistema de drenaje que evite humedades. Para ello, Butech dispone de sistemas que se adaptan a cada tipo de ducha:

– Kit Rejilla Lineal Eco. Incluye una lámina impermeable y una rejilla ultrafina.

Shower Line. Sistema en el que la rejilla cerámica está en la pared.

Shower Deck. Plato de ducha de obra totalmente plano, que se fabrica a la medida de cada proyecto. Se integra en el suelo del baño con drenaje a través de las juntas abiertas del plato de ducha.

Los dos materiales principales del plato de ducha de obra, la cerámica y el porcelánico, ofrecen una amplia gama de diseños. Además, su durabilidad y resistencia convierte el plato de ducha de obra en una opción duradera para tu baño.

Plato de ducha de obra Shower Line, de Butech.

Plato de ducha de obra Shower Line, de Butech.

Azulejos de baños modernos con plato de ducha

Ambiente contemporáneo y funcional. Eso es lo que consigue los azulejos para baños modernos con plato de ducha. Con una amplia variedad de diseños, colores y texturas disponibles, los azulejos pueden transformar completamente el aspecto de tu baño. Si optas por azulejos de tonalidades neutras y de gran formato, lograrás ampliar visualmente el espacio. En cambio, con los patrones geométricos, la cerámica de relieve o colores alternativos, añadirás un toque único a la estancia.

Si quieres un baño con personalidad, la cerámica de pequeño formato (gama S-tile, de L’ Antic Colonial) crea un efecto visual original. Además, podrás combinar los diferentes elementos, consiguiendo un resultado en el cuarto de baño que no dejará indiferente a nadie. Para ello, las colecciones Nazari, Mediterranea, Fiji, Touch o Geo son algunas opciones.

Para enmarcar la zona del plato de ducha, utiliza un revestimiento diferente. Así conseguirás una atmósfera original, siempre y cuando crees una apariencia armoniosa y una coherencia estética en la estancia. Ten en cuenta que es importante seleccionar azulejos resistentes al agua y fáciles de limpiar, especialmente en áreas cercanas a la ducha.

El gran formato es una de las grandes tendencias en interiorismo. Da igual la estancia porque genera un efecto especial allá donde se coloca. Este tipo de porcelánico (XLIGHT, de Porcelanosa, o XTONE) es una elección popular en azulejos de baños modernos con plato de ducha. Su gran tamaño permite que se reduzca el número de juntas, facilitando la limpieza. Al mismo tiempo, este modelo ofrece una imagen minimalista y elegante.

Ambiente con zona de plato de ducha revestida con cerámica de pequeño formato Fiji, de L’Antic Colonial. Plato de ducha con revestimiento XLIGHT Nylo Noir, de PORCELANOSA.

Cambiar bañera por plato de ducha

Cambiar bañera por plato de ducha es una perfecta decisión para actualizar el baño y mejorar su funcionalidad. Hay diferentes razones. Primero, la eficiencia de los platos de ducha en el uso del agua, posibilitando ahorros significativos. Además, los platos de ducha son más accesibles para personas mayores o con movilidad reducida. Así, eliminas la barrera física de entrar y salir de la bañera.

El proceso de reforma supone una serie de pasos. Para empezar, mide el espacio para asegurarte que el nuevo plato de ducha encaja correctamente. Luego, selecciona el modelo de ducha, siempre adecuado a tus gustos y necesidades. Te recomendamos dejes la instalación en manos de profesionales para garantizar un resultado seguro y duradero.

En resumen, cambiar la bañera por un plato de ducha mejora la funcionalidad, accesibilidad y estética del baño. De la misma forma requiere una planificación cuidadosa y una instalación profesional para asegurar un resultado satisfactorio.

Ambiente de baño con revestimiento de relieve Block Butan Bone y suelo Butan Bone (PORCELANOSA).

Ambiente de baño con revestimiento de relieve Block Butan Bone y suelo Butan Bone (PORCELANOSA).

Medidas de platos de ducha

Por último, vamos a ver un aspecto importante: las medidas de platos de ducha. Varían según el espacio disponible y las necesidades personales. Los platos estándar son rectangulares y en un formato de 120 cm x 80 cm x 5 cm.

Aunque también se pueden encontrar en tamaños más grandes, de hasta 180 cm x 80 cm x 5 cm. Para los baños más pequeños, se utiliza el formato cuadrado (entre 70 cm x 70 cm y 90 cm x 90 cm). Es crucial que midas cuidadosamente el área donde se instalará el plato de ducha. Ten en cuenta que debes dejar juntas de dilatación de 3 mm en cada lado del plato de ducha.

Plato de ducha Unseen, de Noken.
Plato de ducha Unseen, de Noken.

De todas formas, la mayoría de materiales permiten un corte a medida para la adaptación a cada proyecto (por ejemplo, las series Lei, Slate o Unseen, de Noken, y los platos de Krion Shell®), a excepción de los platos de ducha acrílicos. Además de las medidas del plato de ducha, es importante considerar la altura del borde de la ducha, que generalmente oscila entre 2 y 4 cm. Respecto a los platos de ducha de piedra, el grosor puede ser mayor: de hasta 5 cm.

En el caso de los platos de ducha de piedra, la exclusividad es total. Para los modelos Basic, Essence y Samui (L’Antic Colonial), la piedra natural en bloque se vacía y se perfila, hasta conseguir la forma y el tamaño deseado.

Los platos de ducha son elementos indispensables en un baño moderno. Como ya hemos visto en el post, con una combinación adecuada, puedes transformar tu baño en un oasis de relajación y estilo contemporáneo.

Visita tu tienda Porcelanosa más cercana para ver los modelos más destacados de platos de ducha

Solicitar Cita Previa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *