febrero 24, 2015

Noken propone baños Pure White para crear ambientes amplios y luminosos

Todo un clásico en el diseño de baños, el blanco es uno de los colores fetiche de numerosos arquitectos y diseñadores de interiores por sus incomparables cualidades para crear espacios más amplios y luminosos en todo tipo de estancias, ya sea apostando por diseños monocromáticos, a través de combinaciones contrastadas, o bien añadiendo toques coloristas para potenciar la elegancia del blanco.

Más allá de sus cualidades decorativas, es su capacidad para transmitir una imagen de limpieza e higiene la clave de la elección de los elementos de baño con acabados blancos, que han convertido a este color en un imprescindible en las salas de baño que jamás pasa de moda. Por todo ello, Noken ha ido ampliando algunas de sus colecciones más conocidas con lavabos, sanitarios, griferías y piezas de mobiliario níveos, ofreciendo a profesionales y usuarios la posibilidad de configurar espacios relajantes y atemporales.

La zona del lavabo es una de las secciones que está cobrando mayor protagonismo dentro del baño por su capacidad estética. Es por ello que Noken ofrece propuestas de estilos muy diferentes que van desde los clásicos lavabos cerámicos de pie, a propuestas más cosmopolitas como la serie Lounge de Simone Micheli, con lavabos de pie y apoyo definidos por sus sugerentes líneas.

También destacable resulta la futurista propuesta de la colección Mood, diseñada por Richard Rogers y Luis Vidal, con lavabos cerámicos instalados sobre encimera del solid surface Krion® con toallero y dosificador de jabón integrados. Una colección que se completa con un llamativo sanitario con tapa y placa trasera del compacto mineral Krion®.

En cuanto a las griferías, adaptándose a la demanda de profesionales y usuarios que solicitan opciones elegantes y diferentes, Noken ofrece la posibilidad de conseguir acabados monocromáticos con griferías para lavabo de color blanco, como las estilizadas opciones de caño alto de las colecciones Urban C y Lounge, o las líneas puras del monomando Urban, sin olvidar la innovación técnica del monomando y la grifería electrónica Mood, que permite controlar digitalmente la temperatura y el caudal del agua. Y para la ducha, Noken ha contado con acabados blancos para realzar la pureza de las líneas geométricas de la grifería Urban, la belleza formal de la maneta de ducha Mood, o el rociador de lluvia Lounge.

Finalmente, con el objetivo de conseguir elegantes ambientes Pure White, Noken dispone de piezas de mobiliario en blanco como el actual diseño de los módulos de la serie Lounge Capitoné, que combinan a la perfección con todo tipo de accesorios, y complementos como los espejos Lounge, o los colgadores, dosificadores de pared y portaobjetos de las series Giro y Arquitect. Si es blanco, nunca está de más.


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, seleccione su idioma/país.