mayo 8, 2019

Tres ideas para un cabecero de cama perfecto

El hierro, la madera, la cerámica o los tapizados permiten crear diversas composiciones para facilitar el descanso del usuario.

Desde los diseños más románticos hasta los más vanguardistas, el cabecero adquiere cada vez más importancia dentro del dormitorio. 

Para huir de tópicos y crear un diseño de cabecero con personalidad, PORCELANOSA Grupo propone una serie de ideas originales para convertir esta pieza en una de las más destacadas del dormitorio. Desde el estilo romántico hasta el más vanguardista, las propuestas que plantean las distintas firmas del Grupo convierten la cerámica y la madera en materiales imprescindibles para la vivienda contemporánea.

Elegir el material adecuado para ser original

El cabecero protege las paredes de las manchas, proporciona un grado adicional de confort y es un atractivo visual para la decoración de la habitación.

Los estilos de cabeceros más tradicionales apuestan por los tapizados y por materiales sólidos y duros, como el hierro forjado, la madera o la cerámica. Cada una de estas opciones generalmente tienen una versión tradicional, como la cabecera de madera muy tallada o el bastidor de varilla metálica del cabecero de hierro forjado.Los cabeceros de cama tapizados crean ambientes acogedores y cómodos mientras se duerme con una almohada adicional. Su diseño recuerda a esos dormitorios palaciegos que utilizaban sedas y telas para cubrir paredes.

Los cabeceros de cama tapizados crean ambientes acogedores y cómodos mientras se duerme con una almohada adicional. Su diseño recuerda a esos dormitorios palaciegos que utilizaban sedas y telas para cubrir paredes.

La madera también es una alternativa a la hora de crear una superficie cálida, ya que su textura puede coincidir con otros muebles de la habitación o con combinaciones cerámicas.

El cabecero de cama sustituye revestimiento de pared 

Una opción decorativa que cada vez tiene más adeptos es utilizar la cerámica como revestimiento. Esta fórmula permite crear una cabecera en la pared y prolongar la estructura más allá del ancho de la cama.

El cabecero como separador de espacios  

Otro enfoque que rompe con los dormitorios más clásicos es aquel en el que la cama se coloca en el centro de la habitación. Mediante esta estructura, el espacio se divide en varias zonas y se pueden definir vestidores o incluso un baño abierto dentro del dormitorio. En este tipo de interiorismo el cabecero actúa como una partición de pared y proporciona una estabilidad estructural y privacidad visual nueva con materiales sólidos y pesados.

Infinitos estilos para conseguir un cabecero de cama perfecto para un gran sueño.


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *