enero 24, 2024 | Updated: febrero 2, 2024

Proyectos

ISKÖ: un hotel de montaña francés con un toque escandinavo

Este cálido hotel de montaña francés fue finalista en la II edición de los PORCELANOSA INTERNATIONAL PROJECTS AWARDS

En los Pirineos, a 700 metros de la pintoresca estación de esquí de Gourette, se encuentra ISKÖ BaseCamp and Hôtel. Este centro vacacional está formado por 45 chalets de madera, siendo el destino de vacaciones perfecto para familias y montañeros experimentados.

El conjunto hotelero tiene una piscina al aire libre y una terraza con vistas al valle de Ossau. El hotel de montaña francés ISKÖ es el lugar ideal para relajarse y descansar. Consta de 43 chalets privados y otros comunales, además del BaseCamp, un espacio amplio donde disfrutar con familiares y amigos.

La interiorista Charlotte Vallon ha rediseñado los espacios interiores, transformándolos en ambientes acogedores con un aire escandinavo. El efecto cemento del pavimento de las zonas comunes, Bottega Topo (Porcelanosa), concede un aspecto moderno a las estancias.

Así, este modelo se encuentra en la recepción, el restaurante, la zona de bar y el área de descanso. El estilo de Bottega Topo combina a la perfección con los diferentes elementos estructurales y decorativos de madera.

Para los baños de las habitaciones se han utilizado los modelos efecto piedra, Image Cream e Image Dark (Porcelanosa). Todos estos espacios tienen un lavabo doble con la encimera integrada, de Krion® Lux. Además de los platos de ducha personalizados con Krion® y la grifería Square (Noken).

Para mayor confort de los huéspedes, las estancias se completan con espejo Square y secatoallas Contracts, de Noken. La mezcla de blanco y el acabado cromo en detalles conceden una sensación de limpieza y claridad a estos espacios.

Merecido finalista

En la segunda edición de los PIPA (Porcelanosa International Projects Awards), el proyecto quedó finalista en la categoría ‘Hoteles’. El proyecto del arquitecto David Robesson recrea el encanto y la calidez de una casa de madera en el bosque.

En este conjunto hotelero único, todos los chalets (entre uno y tres dormitorios) están equipados con una chimenea eléctrica. Además, los huéspedes disponen de una terraza desde la que disfrutan del paisaje.

El encanto del hotel de montaña francés y las vistas panorámicas se complementa con la oferta de actividades. Diferentes opciones: desde esquí alpino o nórdico, hasta excursiones en raqueta de nieve. Los clientes también pueden realizar salidas en bicicleta o disfrutar de baños en la piscina exterior.

Arquitectura: David Robesson

Interiorismo: Charlotte Vallon

Ver en Porcelanosa Projects.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *