octubre 29, 2019

Fontana de Porcelanosa, una colección cerámica basada en el mármol de Carrara

La firma presenta un nuevo formato para revestimiento (59,6 cm x 150 cm) en acabado destonificado y sus vetas grises reproducen con exactitud los contrastes de la roca natural.

Resistente a temperaturas extremas y a los ambientes húmedos, las piezas de esta serie otorgan un aire más artístico a las estancias de interior o exterior.

Porcelanosa vuelve a la Antigua Roma en su nueva colección Fontana. Con el mármol de Carrara y los primeros altares romanos como referencia, las piezas de esta serie reproducen con exactitud las vetas grisáceas de esta roca. Tal es la minuciosidad que presenta dicha superficie, que sus líneas parecen estar siempre en movimiento y otorgan mayor dinamismo a las estancias.

Ceramica-Fontana

Un blanco más puro

El brillo que tiene Fontana intensifica la pureza del blanco, que aquí adquiere una nueva lectura con unos contrastes y unos juegos de luces más nítidos y equilibrados. Este efecto otorga mayor amplitud a los espacios, ya que la separación entre piezas es mínima, fomentando esa unión entre espacios.

Un resultado que se obtiene tanto en su formato para pavimento (59,6 cm x 59, 6 cm) como en revestimiento, donde se reformula todo lo establecido hasta la fecha con unas nuevas medidas: 59,6 cm x 150 cm. Esta innovadora fórmula se aplicará a otras colecciones de la marca, como Durango o Marmi China.

La principal ventaja que ofrece esta colección es que sus bordes están perfectamente definidos y permiten crear estancias ilimitadas sin divisiones. El diseño resistente, atemporal y minimalista que tienen sus piezas se refuerza con sus acabados en brillo y destonificado y se puede combinar con estructuras de madera natural, hierro o vidrio, como es el caso de las lámparas de araña o los espejos con luces LED de nueva generación.

Ceramica-Fontana

Esa fusión entre clasicismo y modernidad casa a la perfección con el estilo clásico moderno o con el estilo vintage, donde destacan los muebles de madera envejecida o las bañeras con patas de corte isabelino.

Una colección que no envejece ni se deteriora.


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *