enero 4, 2024 | Updated: enero 17, 2024

Proyectos

Casa Abeto: la convivencia perfecta entre origen y modernidad

La rehabilitación de esta casa de campo, ubicada en CMDX, consigue fusionar la estructura original con detalles contemporáneos

En un entorno idílico, con un verde y campestre paisaje, se encuentra Casa Abeto. La transformación de esta segunda residencia, realizada por la arquitecta Mariangel Coghlan, presume de ser una casa con espacios amplios, abundante luz natural y un gran protagonismo de la naturaleza.

La cocina de Casa Abeto posee un estilo clásico -reflejado en el mobiliario-, que contrasta con algunos puntos decorativos. Las lámparas esféricas transparentes sobre la isla y el modelo de piedra sinterizada efecto mármol XTONE Glem White, de tonalidad blanca con unas finas vetas oscuras, aplicado como la encimera y el backsplash, potencian la luminosidad y conceden ese toque de frescura a la estancia.

La nota más característica y visible de la conservación de la estructura de Casa Abeto son las vigas. Este peculiar detalle del techo determina el estilo rústico de los diferentes espacios de esta casa de campo. La cerámica efecto madera Par-ker® Manhanttan Cognac, de Porcelanosa, se ha utilizado como pavimento general de la vivienda: cocina, salón, baño, terraza, comedor y habitaciones. Una continuidad visual que se ha buscado para las zonas interiores y exteriores.

Un interiorismo con mucha armonía

El baño se presenta como la estancia con más personalidad del proyecto mexicano. La mezcla de la cerámica efecto madera y mármol en el suelo (XLIGHT Calacatta Gold Nature, de Porcelanosa) divide el espacio. La protagonista del baño es la monumental bañera (Slim, de Krion®) que otorga carácter y dinamismo a la zona. Accesorios como la lámpara, la silla o la repisa de la bañera en policarbonato hacen presente el estilo vanguardista en un espacio cargado de diseño y significado.

En cuanto al interiorismo de Casa Abeto, destaca el contraste entre las tonalidades frías y cálidas. De esta manera, la arquitecta especializada en residenciales y rehabilitaciones, consigue crear un conjunto que resulta armónico y estético.

Mariangel Coghlan es una firme defensora de la creación de espacios humanos y bellos, que inviten a la reflexión. Por ello, los numerosos cojines en los diversos ambientes de esta vivienda aportan un extra de calidez y confort. El paisaje circundante se convierte en un elemento decorativo más, que parece adentrarse en las estancias interiores. Los grandes ventanales de cada uno de los ambientes permiten a los residentes disfrutar de la naturaleza.

Coghlan, arquitecta con un lenguaje humanista y vital, traslada sus principales valores en cada uno de los proyectos. “Intento imprimir un estilo humano. Me interesa muchísimo el diseño antropológico, el que se centra en el ser humano. Lo más enriquecedor es la persona”, afirma la arquitecta mexicana.

Arquitectura: Mariangel Coghlan

Fotografía: Mariangel Coghlan

Ver en Porcelanosa Projects.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *