Volver 13 de diciembre de 2021

Tipos de porcelánico técnico todo masa

Antes de ver qué tipos de porcelánico técnico todo masa existen hay que tener claro de qué hablamos cuando nos referimos a este material constructivo.

El porcelánico técnico todo masa es una baldosa cerámica donde toda la pieza (tanto la cara vista como las distintas capas) está formada por la misma materia prima, dotándole así de unas características especiales y una resistencia extrema.

Las dos principales diferencias respecto al pavimento gres porcelánico es su baja absorción de agua (≤ 0,2%) y su cara vista no esmaltada.

Estas propiedades le convierten en uno de los productos cerámicos más polivalentes y versátiles del mercado. Su uso puede ir desde viviendas particulares hasta zonas públicas con un alto elevado tránsito o sometidas a elevadas cargas (estáticas o móviles). En concreto, el porcelánico técnico todo masa se dirige al sector sanitario (hospitales, clínicas…), sector educativo (universidades, colegios, etc.), diseño de oficinas, diseño de restaurantes o diseño de hoteles, etc. Un sinfín de posibilidades.

Y es que el porcelánico técnico todo masa soporta condiciones climatológicas adversas como la lluvia o la humedad, el tránsito intenso, la abrasión o la caída de objetos, entre otros.

Cualquier idea encaja con el porcelánico técnico todo masa. Si bien es cierto que, según el diseño o formato, algunas colecciones serán más apropiadas que otras.

 

Formatos de suelo porcelánico técnico

Los tamaños más habituales del porcelánico técnico son cuadrados o rectangulares que pueden ir desde el 15 cm x 15 cm hasta el 90 cm x 180 cm. Los más habituales son 120 cm x 120 cm, 59.6 cm x 120 cm, cm 59.6 cm x 59.6 cm y 29.7 cm x 59.6 cm. Los dos primeros son recomendables para espacios más amplios donde se quiera potenciar la amplitud y la continuidad. Hay que tener en cuenta que esta sensación se consigue, sobre todo, gracias a la disminución de juntas entre las piezas. Lógicamente a menor número de baldosas, menos juntas.

Los otros dos formatos de porcelánico técnico se dirigen, principalmente, a ambientes con una superficie más pequeña en los que se quiera dar un aire más dinámico (a más piezas, más gráficas distintas).

Para proyectos en los que se busque la uniformidad se aconseja colocar la misma colección de porcelánico técnico tanto en el pavimento como en el revestimiento. Uno de los usos más demandados es la aplicación de formato cuadrado en el suelo y formato rectangular en la pared.

Además, el porcelánico técnico todo masa dispone de piezas especiales como la huella técnica, zócalo o peldaño, permitiendo así crear diseños infinitos.

Suelo de jardín

El porcelánico técnico todo masa también se puede fabricar en antideslizante (clase 3) para suelos de terraza exterior, suelos jardín, piscinas o espacios públicos como una plaza.  En todos aquellos proyectos que soporten un alto tránsito peatonal junto con posibles climas adversos (por ejemplo, fuertes lluvias) es recomendable utilizar la línea antislip para garantizar la máxima seguridad y evitar resbalamientos.

La baldosa de Clase 3 tiene menor porosidad por lo que absorberá una cantidad inferior de agua y, por tanto, su estado se verá menos afectado con el paso del tiempo.

Además, su compacto homogéneo y resistente permite su aplicación con sistemas para pavimento como el suelo elevado o suelo flotante para terraza. Ambas aplicaciones son idóneas para el sector hotelero porque es una forma más sencilla de generar superficies planas sin pendientes y la eficiencia del drenaje del agua acumulada es elevada.

Estos sistemas de pavimento también cubren las necesidades tecnológicas al permitir un fácil acceso y mantenimiento de los cableados.

Modelos de porcelánico técnico todo masa

La versatilidad es otra de las virtudes de este tipo de material porque se pueden encontrar modelos tanto con efecto cemento como con apariencia pétrea o marmórea.

Dependiendo del estilo que se quiera dar al espacio es más adecuado utilizar un efecto cerámico u otro. Para los exteriores siempre se suele emplear porcelánico técnico de apariencia cemento ya que transmite una imagen de resistencia y dureza.

Para proyectos atemporales que busquen un estilo más neutro como el diseño de un restaurante o el diseño de una tienda el porcelánico técnico de inspiración pétrea es una apuesta segura.

Por el contrario, para aquellos espacios con un estilo más clásico y mobiliario de líneas curvas y robustas, el pavimento marmoreado es más apropiado.

Compártelo en tus redes sociales
Solicitar presupuesto