Mamparas de Bañera - Porcelanosa Mamparas de Bañera - Porcelanosa Mamparas de Bañera - Porcelanosa

Mamparas de Bañera

Mamparas de Bañera

6

6

Mamparas de bañera

Mamparas de bañera

Las mamparas de bañera están diseñadas para encajar con precisión sobre bañeras de distintas características, maximizando la comodidad de acceso a la misma y protegiendo del agua las zonas que la rodean.

Cerramientos seguros y de líneas depuradas

Fabricadas a partir de acero inoxidable, aluminios lacados con tratamientos anticorrosión, vidrios templados de alta seguridad y complementos con acabados cromados alto brillo, sus diseños de formas puras y minimalistas están enfocados a la facilidad de uso y al disfrute de la zona de baño.

La tendencia actual se encamina a diseñarlas con la máxima ligereza visual, reduciendo al máximo la perfilaría de manera que resulten casi invisibles en el entorno del baño.

Las mamparas de bañera pueden estar equipados con rodamientos articulados, perfiles de compensación a pared, cierres magnéticos, tratamientos de fácil limpieza (systemglass) o sistemas de cierre silencioso. Todos los avances disponibles para conseguir el confort máximo durante la experiencia de ducha en casa.

Mamparas de puertas correderas o abatibles

A la hora de elegir modelo y características de la mampara de bañera es imprescindible delimitar la zona a cubrir así como el tipo de apertura. Los diseños más habituales suelen ser el lineal, que cubre un sólo lateral cuando la ducha se encuentra rodeada por tres paredes, y el cerramiento en forma de L, cuando la superficie de ducha está rodeada por dos paredes.

Sin embargo, hay disponibles multitud de soluciones especiales que se adaptan a espacios más complejos y que permiten salvar obstáculos de todo tipo como columnas, escalones, zonas abuhardilladas, estancias de doble altura o, por supuesto, las mamparas de amplitud extra para facilitar el acceso a personas con movilidad reducida.

Respecto a la apertura, es necesario observar el espacio con el que se cuenta alrededor de la zona a cubrir. Si el espacio es reducido, las mamparas fijas o de puertas correderas son la mejor solución. Si el espacio disponible no es un problema, las mamparas abatibles ofrecen una entrada más amplia y natural a la superficie de ducha.

Es aconsejable que el lado cubierto por la mampara tenga un mínimo de 120 cm, en el caso de mamparas frontales. Mientras que, los modelos que cubren dos lados, están disponibles a partir de 70 cm, al igual que ocurre con las mamparas abatibles.

Algunas de las series disponibles admiten la personalización a partir de diferentes tipos de serigrafía o con acabados diferentes para el color del cristal: transparente, Black Mirror, bronce, gris o mate.